Bereshit (Génesis) | (438-454)

Escrito por: admin

El 03/11/2021
bereshit zohar

Y la serpiente era astuta

438) En ese momento el Ángel SAM descendió desde los cielos y montó esa serpiente, y todas las personas vieron su imagen y huyeron de él. SAM y la serpiente sedujeron a la mujer con palabras y causaron la muerte al mundo. Ciertamente, con astucia SAM trajo las maldiciones al mundo, pues astutamente los sedujo para que pecaran y atentó contra el primer árbol que el Creador creó en el mundo, Adam HaRishon.

 

439) Este asunto dependía de SAM, robar los Mojin y las bendiciones de Adam HaRishon con astucia, haciéndole pecar con el árbol del conocimiento. Finalmente, el otro árbol santo llegó, Jacob, y tomó de vuelta las bendiciones de SAM para que el Ángel SAM – el ministro de Esaú – no fuese bendecido desde lo alto y que Esaú no fuese bendecido abajo, ya que SAM y Esaú fueron construidos sobre la destrucción de Adam HaRishon. A través de la destrucción de SAM y Esaú, la Kedusha se reconstruye, porque ya que SAM hurtó las bendiciones de la Kedusha con su astucia, Jacob tomó de regreso las bendiciones de SAM y de Esaú con astucia

 

Y la razón por la cual fue específicamente Jacob quien se fortificó en esto para devolver lo que hurtó SAM de Adam HaRishon, pues Jacob era similar a Adam HaRishon. La belleza de Jacob era como la belleza de Adam HaRishon, por lo tanto, así como SAM evitó la bendición del primer árbol, que es Adam HaRishon, Jacob, quien es similar a Adam HaRishon, evitó las bendiciones de SAM en lo alto, y de Esaú abajo. Todo lo que Jacob tomó, lo tomó porque era propio, que SAM había robado a Adam HaRishon. Es debido a esto que está escrito: “Un hombre luchó contra él”. 

 

440) “Y la serpiente era astuta”. La serpiente es la inclinación al mal; es el ángel de la muerte. Y debido a que la serpiente es el ángel de la muerte, provocó la muerte de todo el mundo, seduciendo a Eva para pecar con el árbol del conocimiento. Está escrito: El fin de toda carne ha venido ante Mi”, es decir el ángel de la muerte, que pone fin a toda carne, tomando las almas de toda carne y se le llama: “El fin de toda carne”.

 

441) La serpiente abrió con Af (“acaso” pero también “cólera”), diciendo “Acaso dijo Dios”. Por lo tanto, trajo con él la cólera y la ira al mundo. Le dijo a la mujer: “Con este árbol el Creador creó el mundo”, ya que el mundo fue creado por la Nukva. “Por lo tanto, coman de él y serán como Dios, conocedores del bien y el mal; ustedes también podrán crear mundos a través de la Nukva”.

 

ZA es Elokim. Su nombre es la Nukva, el árbol del conocimiento del bien y el mal. Por lo tanto, “si comen del árbol del conocimiento”, que es su nombre, es decir, ellos se aferrarían a la Nukva y a su abundancia, “y serán como Dios”, como ZA. “Y podrán crear mundos como él”.

 

442) La serpiente no dijo esto porque de haber dicho: “Con este árbol el Creador creó el mundo”, habría sido bueno porque el árbol es como el hacha en la mano del leñador, ya que el árbol del conocimiento es la Nukva de ZA. Si hubiera dicho que ZA creó el mundo a través de la Nukva, habría dicho la verdad, porque él opera en la Nukva como un hacha en la mano del leñador, pues la Nukva no tiene nada propio salvo por aquello que ZA le da. Se deduce que el operador es ZA y esto es ciertamente la verdad.

 

Sin embargo, la serpiente no dijo esto. Más bien dijo: “El Creador comió de este árbol”, es decir que ZA recibió la abundancia de la Nukva, y luego ZA creó el mundo; todo artesano odia a su amigo. Coman del árbol del conocimiento y ustedes también podrán crear los mundos. Pero esto es una mentira completa porque la Nukva recibe todo de ZA, por lo cual ella dijo: “Dios sabe que el día que coman de él se abrirán sus ojos y serán como Dios, conocedores del bien y el mal”. Como Él sabe que serán como Dios y crearán mundos como Él, les ha ordenado que no coman de él.

 

443) Todas sus palabras eran mentira. Había mentido incluso al principio de sus palabras, como está escrito: ¿Acaso Dios dijo ‘No comerán de ningún árbol del jardín’”? No es así porque está escrito: De todo árbol del jardín podrán comer”, así es que Él le permitió todo.

 

444) Rabí Yosi dijo: “El Señor ordenó, con respecto a la idolatría, a las bendiciones del Creador, a los jueces, a derramar sangre y al incesto”. Pero ¿cuántos hombres había en el mundo para que el Creador necesitara advertirle? Todas esas siete Mitzvot se referían solo al árbol, el árbol del conocimiento, ya que todas esas Mitzvot se reúnen en él.

 

445) Cualquiera que toma del árbol del conocimiento – únicamente de la Nukva, sin su esposo ZA – separa a ZA de Nukva. Se deduce que toma la impartición de ella a las multitudes de abajo en los BYA separados, en donde hay Klipot, que se aferran al árbol del conocimiento.

 

Mediante esto, toma sobre sí mismo las prohibiciones de la idolatría, del derramamiento de sangre y del incesto: 

 

1) Él viola con la idolatría a estos encargados a quienes les extiende la abundancia desde el árbol del conocimiento. Se deduce que está trabajando para los encargados, lo cual es idolatría. 

 

2) Él viola con el derramamiento de sangre porque el poder del derramamiento depende de ese árbol, ya que está en el lado izquierdo, Guevurá. A través de esto, SAM, el ministro de Esaú fue designado. 

 

3) Él viola con el incesto porque el árbol del conocimiento es una mujer. Se le llama “una mujer” Nukva de ZA y está prohibido invitar a una mujer sola, como no sea junto con su esposo, para que él no tenga sospechas de incesto. El árbol del conocimiento es que él tomó a la Nukva sola, sin su esposo.

 

Por esta razón, en todas las siete Mitzvot, se le ordenó con la prohibición de ese árbol, el árbol del conocimiento. Cuando comió de él, las violó todas ellas porque todas están aferradas a él.

 

446) Rabí Yehuda dijo: “Ciertamente en este asunto, la prohibición del árbol del conocimiento es así, ya que está prohibido estar solo con una mujer a menos que su esposo la acompañe”. ¿Qué hizo ese malvado, SAM?  Dijo: “Pero yo he tocado ese árbol y no he muerto. También tu acércate y tócalo con tu mano y no morirás”. Agregó esto por sí mismo, pues tocar no estaba prohibido, sino comer.

 

447) En seguida, luego de que tocó el árbol del conocimiento, está escrito: La mujer vio que era bueno”. Rabí Yehuda dijo: “Ese árbol exhalaba aromas, como está escrito: “Como el olor del campo que el Señor ha bendecido”. Y como el aroma subía desde él, ella deseaba comer de él”. Rabí Yosi dijo: “El verlo fue lo que inspiró su deseo por comer del árbol del conocimiento y no así el aroma, ya que está escrito: “Y la mujer vio”. Rabí Yehuda le dijo: “Pero luego del pecado está escrito: “Fueron abiertos los ojos de ambos”. Por lo tanto, ella no obtuvo la visión sino hasta después de comer. Pero antes de comer había obtenido solo oler.

 

Rabí Yosi le dijo: “Esa visión previa a comer, era en la medida del árbol, una luz femenina, y la visión le trajo a ella el deseo. Pero la visión que obtuvo después de comer era en gran medida respecto al árbol. Es debido a esto que está escrito: “fueron abiertos los ojos de ambos”, como está escrito: “Y la mujer vio”. Las palabras: “la mujer”, son precisas, mostrando que la visión estaba en la luz femenina”. 

 

448) “Y vio la mujer que era bueno”. Está escrito: “…y tomó de su fruto”. Vio y no vio que el árbol era bueno. Vio que el árbol era bueno, pero no se estableció en ella, ya que está escrito: “… y tomó de su fruto”, y no está escrito: “Y tomó de él”, del árbol, ya que no pudo establecer en su mente que él árbol era bueno.

 

Al tomar del fruto y no del árbol, ella se apegó al sitio de la muerte y causó la muerte al mundo entero, separando a la vida de la muerte, porque a Yesod, unido a la Nukva, se le llama “que da frutos”, y la Nukva es llamada “fruto”. Cuando la Nukva está sola, sin Yesod, es la muerte. Y cuando tomó del fruto y no del árbol, se revela que ella se apegó al lugar de la muerte y separó a Yesod, que es la vida, de Nukva, que es la muerte, cuando ella está separada de Yesod. 

 

Este pecado causó la separación de Nukva de su esposo, ZA, ya que la voz, ZA, y la palabra, Nukva, nunca se separan, y el que separa la voz de la palabra – ZA y Nukva – queda mudo y no puede hablar. Y cuando se toma de él la palabra, se le entrega al polvo. Es debido a esto que se dijo: “Y al polvo volverás”.

 

449) “Enmudecí en silencio; me callé acerca del bien”, dijo la Congregación de Israel, que es Nukva de ZA, durante el exilio. Esto es así porque la voz, ZA, dirige a la palabra, la Nukva. Y ya que ella está en el exilio, la voz está separada de ella, y la palabra – Nukva – no se escucha. Es por esto que Nukva dijo: “Enmudecí en silencio”, ya que “me callé acerca del bien”, es decir de ZA, que es el “bien” y que es la voz. Resulta que la voz no marcha con ella.

 

En ese momento Israel dice: “Hacia Ti el silencio es la alabanza”. “Silencio” es la alabanza de David, ya que Nukva es llamada “alabanza”, cuando está en Gadlut. Ella permanece en silencio en el exilio, ha enmudecido, no emite sonido: “Hacia Ti”, Israel le dice a ZA, hacia Ti ella está silenciosa y muda, ya que la voz, ZA, se ha apartado de ella.

 

450) “Y tomó de su fruto”. Eva prensó uvas y se las dio a Adam. Al comerlas ellos causaron la muerte al mundo entero porque la muerte habita en el árbol del conocimiento. Es ese árbol que gobierna la noche, la Nukva, “La tenue luz para los gobiernos de la noche”. Está escrito acerca de ella: “Ella se levanta durante la noche”. Y cuando ella gobierna la noche, todos los habitantes del mundo prueban el sabor de la muerte, ya que el sueño es un parte de 60 de la muerte.

 

Sin embargo, los fieles se apresuran a entregarle sus Nefashot (almas) a su cuidado, pronunciando el rezo antes de dormir: “En Tus manos encomiendo mi espíritu”. Y debido a que las Nefashot se depositan en la Nukva durante el gobierno del sabor de la muerte, no son dañadas, y las Nefashot retornan a sus lugares por la mañana, es decir a los cuerpos. Está escrito acerca de esto: “Y Tú fe durante las noches”, pues la fe, la Nukva rige en la noche.

 

451) “Entonces fueron abiertos los ojos de ambos”. Fueron abiertos para conocer los males del mundo, que no conocían hasta entonces. Una vez que lo supieron y se abrieron sus ojos para conocer el mal, está escrito: “Y conocieron que estaban desnudos”, porque habían perdido el esplendor superior que los cubría. Los abandonó y ellos se quedaron desnudos.

 

452) “Cosieron hojas de higuera”, es decir que se apegaron para cubrirse a la sombra del árbol del cual habían comido, pues las hojas del árbol dan una sombra. Hay una sombra de Kedusha, como está escrito: “A su sombra apetecida estoy sentada”, y hay una sombra de la Klipá, como está escrito: “Dios los ha formado uno opuesto al otro”. Cuando pecaron con el árbol del conocimiento, este proyectó sobre ellos la sombra del árbol de la muerte, que es la sombra de la muerte. Y así como inicialmente tenían el resplandor superior, que los cubría, ahora se hallaban bajo la sombra de la Klipá, que se llama hojas de higuera.  

 

 “Y se hicieron ceñidores”. Cuando adquirieron el conocimiento de este mundo y se apegaron a él, vieron que este mundo es dirigido por esas hojas del árbol y se hicieron una fuerza, a través de la cual fortalecerse en este mundo. Esto es así porque antes del pecado el mundo era dirigido solo por la Kedusha.  A raíz del pecado del árbol del conocimiento expulsaron los Mojin de los grados de Kedusha, las Klipot se llenaron con la destrucción de la Kedusha y se puso la dirigencia en manos de Sitra Ajra, como está escrito: “Se puso a la tierra en manos de los impíos”. 

 

Se deduce que, junto con el pecado del árbol del conocimiento, a las hojas de la higuera, que son las sombras de Sitra Ajra que han dominado este mundo, se les entregó el poder y el gobierno. Entonces conocen de toda clase de hechicerías en el mundo y quieren ceñirse con estas hojas de árbol para protegerse.

 

453) Tres ingresaron al Din y fueron juzgados, la serpiente, Adam y Eva. El mundo inferior fue maldecido y no regresó a su estado debido al veneno de la serpiente, hasta que Israel se situó frente al Monte Sinaí. En ese momento es veneno se detuvo.

 

454) Después del pecado el Creador los vistió con vestimentas que la piel disfruta y no de Nefesh, como está escrito: “Vestimentas de piel”. En un principio tenían vestimentas de luz, que los superiores utilizaban en su ascenso ya que los ángeles supremos venían hasta Adam HaRishon para gozar de esa luz, como está escrito: “Lo has hecho poco inferior a un dios y lo has coronado de gloria y magnificencia”. Pero una vez que pecaron se les entregaron vestimentas de pieles, con las que la piel disfruta, el cuerpo mas no así el alma.

También te puede interesar…

Bereshit Bet (Génesis II) | (9-18)

Bereshit Bet (Génesis II) | (9-18)

https://youtu.be/TvrVdt2w1Ho Aquí para obtener el libro: https://www.comunidadzohar.com/libro-el-zohar-seccion-bereshit-bet/

Bereshit Bet (Génesis II) | (1-8)

, y grabó abajo, en Maljut y todo es uno, pues los dos grabados que Él hizo tenían una sola figura (la de Biná). Él hizo el mundo inferior, Maljut, como el mundo superior, Biná, y Él los hizo uno frente al otro en igualdad, para que los dos fueran uno solo y se elevarán en una unificación.

Bereshit (Génesis) | (471-482)

Bereshit (Génesis) | (471-482)

471) Está escrito: “Torre fuerte es el nombre del Señor; a ella correrá el justo y será elevado”. “El Justo”, es como está escrito: “El libro de las generaciones de Adam”, que corre a esta torre. Es la torre de David, Maljut.  Este es el significado de “Torre fuerte es el nombre del Señor” y todo es uno. Una torre es el nombre de Maljut en Gadlut (una torre significa Gadlut). Existe aquí un secreto (conocido de los hombres de fe) en las combinaciones de los nombres que emergen de las palabras: “Una torre fuerte”. Este es ciertamente el libro de las generaciones, es decir el justo Yesod, que hace retoños a través de la torre.

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CommentLuv badge