Bereshit (Génesis) | (471-482)

Escrito por: admin

El 09/11/2021
bereshit zohar

Este es el libro de las generaciones de Adam

471) Está escrito: “Torre fuerte es el nombre del Señor; a ella correrá el justo y será elevado”. “El Justo”, es como está escrito: “El libro de las generaciones de Adam”, que corre a esta torre. Es la torre de David, Maljut.  Este es el significado de “Torre fuerte es el nombre del Señor” y todo es uno. Una torre es el nombre de Maljut en Gadlut (una torre significa Gadlut). Existe aquí un secreto (conocido de los hombres de fe) en las combinaciones de los nombres que emergen de las palabras: “Una torre fuerte”. Este es ciertamente el libro de las generaciones, es decir el justo Yesod, que hace retoños a través de la torre.

Mem-Bet-Shin, Ayin-Vav-Yod, Mem-Yod-Tzadi, etc., es una combinación de 36 letras en doce cápsulas, cada cápsula contiene tres letras. Estas surgen del versículo: “Torre fuerte es el nombre del Señor; a ella correrá el justo y será elevado”, el Señor es justo.

A lo largo de la primera columna, Mem-Bet-Shin, Gimel-Reish-Gimel, Dalet-Tzadi-Bet Lamed-Kaf-Hei, se encuentran las cuatro letras de Migdal [torre] en las iniciales. A lo largo de la segunda columna, Ayin-Vav-Yod, Vav-Vav-Hei, Zayin-Dalet-Vav, Shin-Vav-Hei, se encuentran en las iniciales de las cuatro letras de Oz (poder) y la letra Shin de la palabra Shem (nombre). A lo largo, de la tercera columna, Mem-Yod-Tzadi, Yod-Tzadi-Dalet, Hei-Yod-Yod, Vav-Nun-Kaf, se encuentran cuatro letras en las iniciales: Mem de la palabra Shem (nombre), y las letras Yod-Hei-Vav de HaVaYaH. Se encontrará la última Hei de este HaVaYaH en la última letra en el nombre Lamed-Kaf-Hei.

Se encontrarán las palabras: “a ella correrá el justo” en las letras de en medio de las cápsulas a lo ancho de las columnas.  A lo ancho de la primera columna, Mem-Bet-Shin, Ayin-Vav-Yod, Mem-Yod-Tzadi, se encontrarán dos letras Bet-Vav y la letra Yod de la palabra Yarutz “correrá”. A lo ancho de la segunda columna, Gimel-Reish-Gimel, Vav-Vav-Hei, Yod-Tzadi-Dalet, se encontrará Reish-Vav-Tzadi (Rutz – correr) de “correrá”.  En la tercera columna, Dalet-Tzadi-Bet, Zayin-Dalet-Vav, Hei-Yod-Yod, se encontrará Tzadi-Dalet-Yod de Tzadik (justo). Se encontrará la Kaf de Tzadik en el nombre Lamed-Kaf-Hei a lo ancho en la última columna, Lamed-Kaf-Hei, Shin-Vav-Hei, Vav-Nun-Kaf.

En el nombre Shin-Vav-Hei está la Vav de VeNisgav (elevarlo), y en el nombre Vav-Nun-Kaf en la última columna hay una Nun de VeNisgav. Al final de las palabras a lo largo de la primera columna se encontrarán las letras Shin-Gimel-Bet de VeNisgav, y se encontrará el nombre HaVaYaH Tzadik (el Señor es justo) al final de las palabras a lo largo de la segunda y la tercera columnas.

472) Por supuesto hicieron descender un libro para Adam HaRishón y con él, conoció y aprendió la sabiduría superior. Sobre esto está escrito: “Este es el libro de las generaciones de Adam”. Ese libro llega para los hijos de los dioses, los sabios de la generación y cualquiera que sea merecedor de mirarlo, conoce con él su sublime sabiduría. Miran en él y lo aprehenden y ese libro hizo descender al propietario de los secretos, el Ángel Raziel, hasta Adam HaRishón en el Jardín del Edén, con tres ángeles encargados delante de él, resguardando el libro para que los inferiores no se apoderaran de él.

473) Cuando Adam salió del Edén aún sostenía ese libro. Cuando salió, el libro huyó de él. Él suplicó y clamó ante su Señor y Él le devolvió el libro como antes para que la sabiduría no fuese olvidada por los hijos de Adam y se esforzaran por conocer a su Señor.

474) Asimismo, Janoj tenía un libro y ese libro era del lugar del libro de las generaciones de Adam. Ese libro es la sabiduría porque fue tomado de la tierra y se convirtió en un ángel en los cielos. Está escrito: “Luego ya no vivió porque Dios se lo llevó” y él era joven. Se le llamaba “joven” en dondequiera, como está escrito: “Janoj (educa) al joven”, aludiendo a que Janoj era un joven porque se volvió un joven al servicio de la Divinidad.

475) Todos los secretos superiores le fueron entregados a él y él los entrega y los pasa a todos los que son dignos de ellos y realiza la misión del Creador. Se le entregaron mil llaves y cien bendiciones toma él cada día y une las unificaciones de su Señor. Esto es, las Sefirot de Jojmá son mil y las Sefirot de Biná son cien. Las Llaves significan caminos de extensión. Las llaves de la sabiduría le fueron entregadas así como cien bendiciones de Biná. El Creador lo tomó del mundo para que lo deleitara en lo alto.

476) Por esto el libro (llamado El libro de Janoj) le fue entregado, pues cuando el Creador lo tomó, Él le mostró todos esos secretos supremos y el secreto del árbol de la vida dentro del jardín, sus hojas y sus ramas. En su libro, vemos todos los secretos, todo lo que Dios le mostró cuando lo llevó a lo alto. Bienaventurados son todos esos Jassidim superiores (piadosos) a quienes la sabiduría suprema les es revelada y quienes nunca la olvidan como está escrito: “El secreto del Señor es para los que le temen; y a ellos da a conocer su pacto”.

Mi espíritu no permanecerá en el hombre

477) “Y el Señor dijo: ‘Mi espíritu no permanecerá en el hombre por siempre, pues él no es más que carne”’. En ese tiempo, anterior al diluvio, el río que fluye del Edén, desde Biná, hizo surgir un Ruaj (espíritu) elevado del Árbol de la Vida, ZA, y lo vertió en el árbol, la Nukva, y los espíritus que viven dentro de las personas se extendían de éste. Debido a ello, vivían muchos días.

Las Sefirot son centenas. Y ya que los espíritus de los vivos se extendían de Biná, las personas vivían durante siglos. Los días de sus vidas eran de setecientos años, correspondiendo a ZAT de Biná, y en Gevurot entonces ochocientos años y también novecientos años. Por consiguiente, vivieron muchos días hasta que su maldad subió hasta lo alto y se esperaban delante de la puerta, como está escrito: “El pecado aguarda en la puerta”. En ese momento, el espíritu superior de Biná abandonó el árbol, la Nukva,  y las Neshamot huyeron de las personas.

Esto es, el espíritu supremo de Biná abandonó a Nukva y solo el Ruaj de ZA permaneció en ella, cuando las Neshamot huían solo del lado de ZA y su Nukva, como está escrito: “Mi espíritu no permanecerá en el hombre”,  de Biná en el hombre. “Por siempre” significa dar a ella Mi espíritu por siempre, cuando las Neshamot de ZON huyen de las personas. 

Por lo tanto, ya que Biná nunca da Neshamot (almas) y ahora hay Neshamot solo de ZA, cuyas Sefirot son decenas, los años de nuestras vidas son solo setenta años que corresponden a ZAT de ZA, y en Gevurot entonces ochenta años, es decir a través del apego de GAR, hasta cien años, cuando aparentemente fallece y es cancelado en el mundo.

478) “Pues él no es más que carne”. “No es más”, es Moisés pues en Gematría, él es Shin-Mem-Hei (345), como Mem-Shin-Hei (Moshe – Moisés), quien ilumina a la luna. Es debido a esta fuerza que las personas viven numerosos días en el mundo. La Daat interior de ZA se llama Moisés, y extiende la luz de Biná a la Nukva, cuyas Sefirot son cientos, por lo que las personas vivían muchos días en ella.

Está escrito: “y sus días eran ciento veinte años”, aludiendo a Moisés que vivió 120 años y a través de quien se entregó la Torá. En el tiempo de la entrega de la Torá, él daba vida a las personas desde el árbol de la vida que surge del Edén vestido en este desde Biná. Si Israel no hubiese pecado, ellos siempre habrían recibido la vida desde el árbol de la vida y no habrían muerto. Está escrito: “Grabado sobre las tablas”, indicando que había libertad del ángel de la muerte, ya que el árbol de la vida (del cual se extiende la vida eterna) se había extendido hacia abajo.

479) Es debido a esto que está escrito: “Pues él no es más que carne”, ya que “Pues él no es más que carne” significa que Moisés,  se vistió en la carne del cuerpo, y el asunto de impartir el espíritu eterno de vida depende de él. “Pues él no es más que carne”, que es Moisés, aferró en lo alto y aferró abajo, es decir, ZA de lo alto también es llamado Moisés. Por lo tanto la escritura hace la precisión: “Pues él no es más que carne”, indicando que se refiere a Moises abajo, que está vestido en carne.

Esto es, a través de la entrega de la Torá, habrá libertad del ángel de la muerte. Por lo tanto, Moisés no murió, sino que se retiró del mundo hacia el mundo superior, a ZA, en donde ilumina a la luna, la Nukva. Esto es así porque a pesar de que el sol se retira del mundo, no muere. Es decir, no se anula, sino que entra e ilumina a la luna. Así es Moisés, quien partió del mundo inferior e ilumina a la luna en el mundo superior.

480) Asimismo: “Pues no es más que carne”, pues al extender el espíritu de vida en las personas durante mucho tiempo, el espíritu volvió a ser como la carne, como un cuerpo, que va tras los deseos del cuerpo y se ocupa de las posesiones de este mundo. El significado de las palabras: “Mi espíritu no permanecerá en el hombre por siempre, pues no es más que carne”, es que no extenderá el espíritu de vida en el hombre por muchos días pues al prolongar el tiempo, el espíritu vuelve a ser carne.

481) Todas las generaciones que fueron perfeccionadas y provienen de Set fueron todos justos y Jassidim. Después ellos se expandieron en el mundo, engendraron hijos y aprendieron los oficios del mundo, para destruir con lanzas y espadas. Esto es, vivían mediante sus espadas hasta que llegó Noé y corrigió para ellos la corrección del mundo para cultivar y corregir la tierra. Esto es así porque en el principio nadie sembraba ni araba porque vivían a través de sus espadas. Pero más adelante, lo necesitaron, como está escrito: “No cesarán en los días de la tierra la época de la siembra y la de la cosecha”. Por lo tanto, en ese tiempo, estaban sembrando y cosechando en el mundo.

482) El Creador en un futuro corregirá el mundo y corregirá el espíritu de vida de las personas para que prolonguen sus días para siempre, como está escrito: “Como los días del árbol serán los días de Mi pueblo”. También está escrito: “Consumirá a la muerte por siempre y el Señor Dios enjugará las lágrimas de todos los rostros y quitará la afrenta de Su pueblo de toda la tierra, pues el Señor lo ha dicho”. 

También te puede interesar…

Bereshit Bet (Génesis II) | (9-18)

Bereshit Bet (Génesis II) | (9-18)

https://youtu.be/TvrVdt2w1Ho Aquí para obtener el libro: https://www.comunidadzohar.com/libro-el-zohar-seccion-bereshit-bet/

Bereshit Bet (Génesis II) | (1-8)

, y grabó abajo, en Maljut y todo es uno, pues los dos grabados que Él hizo tenían una sola figura (la de Biná). Él hizo el mundo inferior, Maljut, como el mundo superior, Biná, y Él los hizo uno frente al otro en igualdad, para que los dos fueran uno solo y se elevarán en una unificación.

Bereshit (Génesis) | (455-470)

Bereshit (Génesis) | (455-470)

455) Después engendraron el primer hijo, que fue el hijo del veneno de la serpiente. Dos se allegaron a Eva, Adam y la serpiente. Ella concibió de ellos y se engendraron dos, Caín y Abel. Uno salió del lado del lado de su progenitor y el otro salió del lado de su progenitor. Sus espíritus fueron separados: uno hacia el lado de Kedushá y el otro hacia el lado de Tuma’a. Uno se parece a su Bejiná y el otro se parece a su Bejiná, el lado desde el cual emergieron.

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CommentLuv badge